Konexión :: Un blog de Kondinero

Aprende a realizar el seguimiento de tu presupuesto y evita que el dinero falte

[fa icon="calendar"] 21-ene-2021 17:38:21 / por Redacción Kondinero

Ω

Administrar los gastos es sencillo con ayuda de un presupuesto pero ¿Cuántas veces no te ha pasado que haces una lista de lo que necesitas ahorrar, de cuánto dinero debes gastar al mes, o de cuánto dejar disponible para tus gustos y cuando pasan los días te olvidas de seguir esa planeación del dinero?

Esto es comprensible porque, por un lado, existe un estado ideal de las cosas; es decir, lo que te gustaría que pasara, y por otro lado, lo que realmente sucede en el día a día que nos obliga a cambiar de planes. 

¿Sabes usar un presupuesto correctamente?

Lo que dificulta dar seguimiento a un presupuesto es que no se usa correctamente. Para empezar hay que reconocer que un presupuesto no es un estatuto rígido y normativo, tampoco un instrumento de prohibición. Un presupuesto bien utilizado es una guía que da orden a las finanzas para evitar deudas, dejar de estirar el gasto o simplemente para no gastar el dinero impulsivamente. 

¿Sabías que algunas empresas ganan un 16% sobre las ventas gracias al impacto que tiene la compra impulsiva? Según el informe Productos de consumo 2020 de la empresa Geoblink, un 69% de los encuestados afirmó comprar de uno a cinco productos de forma impulsiva.

Entre las desventajas de hacer compras de esta manera es que probablemente hayas adquirido objetos que no utilizas y estas gastando dinero en vez de ahorrarlo y comprar algo mejor.  Por esta razón es útil un presupuesto bien ejecutado. 

Aprende-a-realizar-el-seguimiento-de-tu-presupuesto-

Consejos para seguir un presupuesto

Para que puedas darle seguimiento a tu presupuesto es necesario: 

  1. Ser realista. Sé consciente de los ingresos que entran en tu cuenta y de la distribución que le das. Primero planifica los gastos necesarios, después decide cuánto puedes destinar para saldar una deuda, cuánto puedes ahorrar para cumplir un objetivo y cuánto puedes gastar en cosas que te den satisfacción. Además de ser consciente de la responsabilidad de gastar inteligentemente. 
  2. Ser flexible. Modifica tu presupuesto cada vez que sea necesario. No puedes planearlo todo. El objetivo es alcanzar tus metas, la rapidez con la que las consigues dependerá del compromiso que tengas contigo mismo.
  3. Tener el presupuesto en un lugar visible. Anota en una libreta tus gastos y la planeación de tu presupuesto. Tener un presupuesto visible funciona como recordatorio de lo que necesitas hacer. 
  4. Plantearte metas cortas. Lo que consigues con objetivos a corto plazo es motivarte poco a poco de que lo estás haciendo bien. Por ejemplo: en una semana, no consumir alimentos fuera de casa y usar ese dinero para agregarlo al presupuesto del pago de deudas.
  5. Poner una meta a largo plazo. Las metas a largo plazo son objetivos importantes en la vida de las personas, por ejemplo, comprar una casa o ahorrar para el retiro. Cuando reconocemos el significado de alcanzar metas, seguir un presupuesto se convierte en un compromiso con motivación. 
  6. Utilizar herramientas como el ahorro automático. El ahorro automático funciona guardando el monto que quieres ahorrar de tu cuenta de banco automáticamente. Así, ahorras sin darte cuenta. 

Cuando te acerques a un crédito para cumplir tus metas rápidamente, recurre a un presupuesto que te ayuda a administrar mejor tu dinero y el tiempo de cumplir con tus pagos. En Kondinero tenemos el crédito especial para ti para alcanzar tu tranquilidad financiera. 

 

Redacción Kondinero

Escrito por Redacción Kondinero

La financiera con más de 14 años de experiencia en créditos con descuento vía nómina para trabajadores sindicalizados. Más de 130 sucursales en todo el país y más de 1,000 colaboradores a tu servicio. Somos tu opción de crédito desde 2006.