Calidad de vida

Cómo fomentar el ahorro en los niños

Redacción Kondinero

23/10/2021

Los padres e incluso los maestros pueden transmitir a los niños la importancia y el esfuerzo que hay detrás del dinero que ganan, y al mismo tiempo fomentar el ahorro en los niños.

 

La educación financiera debe comenzar en casa, es aquí donde se consigue fomentar la importancia que tiene el ahorro en los niños desde temprana edad.

Los niños son consumistas por naturaleza, se ilusionan rápidamente por cualquier cosa y quieren adquirir inmediatamente todo lo que desean. Por lo que no es una tarea fácil conseguir que los hijos adquieran la costumbre de ahorrar. 

Cuando el niño es pequeño, es importante establecer metas a corto plazo, por ejemplo, conseguir dinero suficiente para comprar un juguete. Progresivamente las metas serán más ambiciosas y también el periodo de ahorro será mayor.

Para que nuestros hijos tengan el hábito del ahorro, debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones:

No darles todo lo que pidan, es importante que distingan entre aquellas cosas que desean realmente y aquellas que son simples caprichos pasajeros.

Explícales qué es el ahorro y sus beneficios. El ahorro es dinero que no se gasta en el momento y se guarda para usarlo en el futuro. Una persona que empieza a ahorrar desde pequeño y continúa haciéndolo durante toda su vida, tendrá una vejez tranquila.

Que los niños encuentren un motivo para ahorrar. La motivación es un factor elemental para desarrollar cualquier hábito, y nace del interés por alcanzar algo. Ayúdale a tus hijos a encontrar su motivo.

Explícales qué es una meta. Puedes utilizar la comparación de una meta deportiva para explicarles que si no se proponen algo específico (puedes relacionarlo con su motivo) es más difícil ser constante y lograr lo que te propones

Pídeles que establezcan una meta. Debe ser una meta posible, de preferencia a corto plazo y que el niño pueda alcanzar por sí solo, ayúdales a establecer por medio de dibujos o por escrito.

Ayúdales a hacer su propia alcancía. Esto propiciará que los niños se entusiasmen y se comprometan más con su proyecto de ahorro.

Como en cualquier otra faceta de la vida, hay que enseñar dando el ejemplo. Si ven en ti una actitud derrochadora, difícilmente les podrás pedir que hagan un esfuerzo por ahorrar.

Es importante no convertir las tareas domésticas en negocio. Es mejor que los niños aprendan a colaborar con su familia aun en tareas sencillas.

Para los niños, lo más importante siempre va a ser su familia, el dinero sirve para obtener cosas, pero el verdadero valor está en sus seres queridos y en Kondinero siempre encontrarás una respuesta y un apoyo para lo que tu familia requiera.

Fuente: Condusef, ABC Economía.

Nueva llamada a la acción

COMPARTIR

Comentarios