Calidad de vida

Evita que la gasolina “incendie” tu bolsillo

Redacción Kondinero

14/01/2022

El uso del auto ha pasado de ser un lujo a una necesidad, pero con el aumento constante en el costo de la gasolina es necesario tomar todas las medidas posibles que nos permitan ahorrar.

Los vehículos son parte fundamental de la vida moderna, por ello es importante sacarles el mayor provecho en estos tiempos de ajuste económico

El precio de la gasolina está subiendo, pero existen formas de reducir tu consumo y por lo tanto tu gasto. Desde los trucos más sencillos como reducir el peso en tu auto hasta revisar el buen funcionamiento del motor harán que tu consumo disminuya.

Estos consejos te ayudarán a ahorrar hasta 20% de combustible, y de paso, contribuirás al cuidado del medio ambiente, que representa otro gran reto para la humanidad.

Es importante cuidar la presión de los neumáticos, pues cuando están bajos pueden aumentar considerablemente el consumo de combustible.

Debes revisar con regularidad el funcionamiento del motor, en especial el mecanismo de inyección. Esto permitirá ahorrar hasta 15% de gasolina.

De ser posible llena el tanque completamente, si nada más llenas un cuarto cada vez que visitas la gasolinera, para la misma cantidad de combustible habrás ido 4 veces en vez de una, por lo que al final de cuentas pagas más.

La correcta aceleración y frenado son fundamentales para evitar el sobre esfuerzo del motor y uso excesivo de combustible. Por ejemplo, acelerar de 90 o 100, a 120 kilómetros por hora (km/h), representa un aumento de consumo de hasta 16%.

De nada sirve calentar el motor cuando el vehículo no está en movimiento, ya que cuando trabaja en vacío, sólo consume gasolina. Además, se puede provocar un desgaste prematuro del motor. Aunque haga frío con 30 o 45 segundos basta.

Busca el camino más corto y/o con menos tráfico, e intenta guiarte con mapas o GPS. Puedes ahorrar hasta 35% de combustible.

Maneja despacio, para aplicarla puedes levantarte temprano y manejar tranquilo a tu destino. Y si necesitas manejar rápido, como en una autopista, mantén una velocidad constante.

Entre menos peso mejor, es decir mientras menos cosas haya en el auto mejor. Recuerda que es tu medio de transporte, no una extensión de tu casa u oficina.

Mantén limpio el filtro de aire, así entre menos suciedad tenga, aire más puro llega al motor y la quema del combustible es más eficiente.

Cuando se conduce rápido lo ideal es tener las ventanas arriba, para evitar la resistencia del aire, además, usa lo menos posible el aire acondicionado.

Apagar el carro en casos de tráfico pesado, como en las horas pico, es lo mejor. Pero, no lo hagas si estás esperando a alguien o si el tráfico no es tan pesado. Apagar el carro y encenderlo es igual que mantenerlo activo.

Ubica las gasolineras donde el costo del combustible sea menor, y donde el desplazamiento no represente un gasto mayor al que gastarás en la gasolina.

Si tienes la posibilidad, adquirir un nuevo vehículo puede representar mayores beneficios ante los controles de las autoridades viales; menores reparaciones, gasto de gasolina y dolores de cabeza.

En Kondinero podemos apoyarte para mantener en óptimas condiciones tu vehículo, o bien, adquirir uno nuevo. Consulta con nuestros asesores. 

Fuente: acciona.com, atraccion360.com, Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Coonuee), Profeco, Milenio

Nueva llamada a la acción

COMPARTIR

Comentarios