Calidad de vida

¿Qué necesita una familia mexicana para vivir bien?

Redacción Kondinero

29/05/2022

Para que las familias tengan bienestar deben poder acceder a educación y salud, tener un buen nivel de ingresos, un buen balance de vida-trabajo y accesibilidad a servicios, entre muchos otros factores.

Diversas instituciones nacionales e internacionales, han planteado los niveles básicos a los que todas las personas deben poder acceder. Con esto en mente, es que los gobiernos pueden plantear estrategias para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. 

Estos indicadores ––que a su vez tienen subíndices y están basados en los de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)–– se complementan con otros como compromiso cívico y gobernanza, comunidad (relaciones sociales), satisfacción con la vida, seguridad, medio ambiente y vivienda.

El Inegi es quien lleva un registro de cada uno de estos rubros, los cuales ofrecen un panorama de cuál es la situación en la que se encuentran las familias mexicanas:

  • Accesibilidad a servicios. 90.6% de las viviendas cuentan con acceso a servicios básicos y 71.8% de la población, con acceso a servicios de salud.
  • Balance vida-trabajo. Las personas califican su satisfacción con el tiempo para ocio con un 7.7, en promedio.
  • Salud. La esperanza de vida al nacer es de 75.4 años, mientras que las personas califican su salud con un 8.3, en promedio.
  • Satisfacción con la vida. En promedio, las personas califican con un 8.4, su satisfacción con la vida.
  • Comunidad (relaciones sociales). 72.2% de la población cuenta con una red social de soporte, en caso de alguna eventualidad o emergencia.

 

¿Cómo están los ingresos?

En el rubro de ingresos en los hogares, el indicador reporta un coeficiente de Gini de 0.503, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), con datos al cierre del segundo trimestre de 2021.

Este índice nos muestra la desigualdad de ingresos entre los ciudadanos. Entre más cerca esté del cero, mayor es la igualdad.

El ingreso laboral mensual de los hombres ocupados en el segundo trimestre fue de 4,755.36 pesos y el de las mujeres, 3,803.92 pesos.

Entre el primer y segundo trimestre de 2021, la pobreza laboral disminuyó 0.9% a nivel nacional, según información de la misma institución.

Es decir, el porcentaje de la población con un ingreso laboral inferior al valor de la canasta alimentaria, pasó de 39.4% a 38.5%.

43.9% de la población se encuentra en situación de pobreza y 8.5% en situación de pobreza extrema, por lo que todavía hay mucho trabajo en este rubro, para lograr que la situación económica de las personas mejore.

 

¿Qué alternativas existen?

De forma particular, una de las maneras en que puede lograrse la mejora de este indicador es mediante la generación de ingresos adicionales. ¿Cómo? Un negocio alternativo al empleo puede ayudar a mejorar esta situación.

Uno de los principales elementos para iniciarse en el emprendimiento es tener capital inicial. Quizá tengas alguna cantidad ahorrada ––o quizá no–– pero, en cualquiera de los casos, siempre es bueno contar con un respaldo que te permita iniciar o hacer crecer tu negocio, como es el crédito de nómina.

Este tipo de préstamo te permite maximizar los beneficios de tu sueldo como empleado para obtener los recursos que necesitas con facilidades y sin caer en impago, pues las cuotas mensuales se descuentan automáticamente de tus pagos mensuales.

Además, si eres maestro, trabajador del sector salud, sindicalizado del gobierno, jubilado o pensionado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) tienes mayores posibilidades de acceder a un préstamo inteligente de Kondinero.

No dejes pasar esta oportunidad, consulta con cualquiera de nuestros asesores sobre las opciones que tenemos para ti.



Kondinero… soluciona tu vida.

 

Fuentes: Inegi, OCDE, Coneval.

Nueva llamada a la acción

 

COMPARTIR

Comentarios