Calidad de vida

Razones válidas para rechazar un empleo

Redacción Kondinero

14/01/2022

Con cuentas por pagar es muy difícil decirle no a un trabajo, pero aunque no lo creas existen razones para decirle no a una propuesta de empleo, conoce aquí algunas de ellas.

La euforia por la noticia de ser tomado en cuenta para un trabajo en una empresa, puede  que no le deje ver ciertos aspectos que quizás no te convienen, así te ofrezcan un mayor sueldo.

Obtener el empleo también es un alivio para muchos, sobre todo ante una economía difícil, en la que 6 de cada 10 mexicanos trabaja en la informalidad. México es el país latinoamericano con el mayor índice de rotación de empleados, con un 17.8%, por encima del promedio regional de 11.2%, según estimaciones de PwC.

Con cuentas por pagar o una familia que sostener, para muchos candidatos aceptar un empleo es cosa de necesidad, pero en cualquier circunstancia vale la pena analizar si esa propuesta laboral traerá beneficios a futuro, reveló en un estudio en recursos humanos de OCCEducación.

Estas son algunas razones para decir No a una propuesta de trabajo:

Realización personal y profesional. Este punto abarca varias cosas como por ejemplo, si te ofrecen un empleo en un sector que ya has trabajado anteriormente, pero ya no te interesa o no te hace feliz, es una razón para decir “no gracias”. Por otro lado, considerar sólo el salario cuando vas a cambiar de empleo es un grave error, éste es solo un aspecto, también hay otros como la ubicación o como afecta tu calidad de vida. En contraste, si la razón que te hace dudar es un menor salario, es importante considerar si puedes sacrificar un poco de tus ingresos por tener mayor tranquilidad  laboral y personal.

“Ofertas falsas”. Todas aquellas ofertas que pidan alguna cantidad de dinero, por pequeña que esta sea, las que te pidan datos bancarios o personales sin motivo o razón lógica, las que te pidan hacer un periodo de prueba sin remuneración, o aquellas en las que te hagan entrevistas en las que no te preguntan nada de ti y no te responden a ninguna pregunta que tú hagas sobre el puesto de trabajo o las condiciones del mismo.

Compromete tu calidad de vida. Al elegir un trabajo no solo es importante el salario y las prestaciones. También es importante evaluar las implicaciones que tendrá en nuestra vida personal. Antes de aceptar piensa si el empleo se ajusta al estilo de vida y tus necesidades.

No garantiza crecimiento. Una buena elección laboral está asociada con la forma en que un empleo beneficiará la carrera a largo plazo. Si la posición no ofrece experiencias o aprendizajes adicionales a los que ya se tienen, quizá convenga buscar otras opciones.

Imponen “contratos de esclavitud”. Además del salario, el desarrollo profesional y las prestaciones, también es importante que el trabajo permita disfrutar de la vida personal. Si desde la entrevista el reclutador advierte que es necesaria una disponibilidad de 24 horas los 365 días del año, trabajar los fines de semana y que no hay hora de salida, hay que valorar si realmente es el ritmo de vida que deseas.

Si los valores y la cultura de la empresa no corresponden a los tuyos. Es difícil y frustrante trabajar en un sitio donde los valores que se representan y que dirigen esa organización no nos satisfagan; si esto es así, es muy probable que el trabajo se convierta en una pesadilla y terminarás por renunciar.

En Kondinero te recomendamos que antes de rechazar una oferta de trabajo pongas estas razones en una balanza y veas hacia qué lado se inclina, es bueno tener las ideas claras y no precipitarse a la hora de tomar una decisión.

Fuente: OCCmundial, Expansión, IMF Business School.

Nueva llamada a la acción

COMPARTIR

Comentarios