Educación Financiera

Aprende a adquirir deudas que valgan la pena

Redacción Kondinero

21/10/2021

Las deudas tienen mala fama, sin embargo, si las adquieres con un propósito específico y provechoso, pueden convertirse en grandes aliadas.

Para Alejandro Saracho, autor de Reconfiguración financiera, una deuda vale la pena si es expansiva, es decir, si se usa para poner un negocio o inversiones, pues el “dinero que pides prestado te genera más dinero, que al final te permiten liquidar la deuda y tener rendimientos”.

Esto significa que este dinero ajeno debe tener un propósito, y dentro de ese propósito debe considerarse la forma en cómo se devolverá, pues si no se cuida este detalle la deuda puede volverse un problema que arriesgará incluso el proyecto por el que te endeudaste.

Por eso, una deuda vale la pena si:

 

  1. Al pagarla no sientes remordimiento, sino todo lo contrario, te hará sentir bien porque sabes que ese dinero será bien administrado.
  2. Lo que compres o hagas durará más que la deuda, e incluso te ayudará a pagarla. Tomar un crédito para comprar una vivienda, abrir un negocio o la educación de los hijos, son considerados créditos inteligentes.

Al contrario, ejemplos de deudas que no te convienen son:

 

  1. Las adquiridas mediante tarjetas de crédito, que usualmente se destinan al consumo: zapatos, ropa, comida. Definitivamente no aportan nada a nuestra economía y al no pagarse a tiempo, representan un hoyo negro para nuestros ingresos debido a los altos intereses.
  2. Deudas con familiares, amigos y prestamistas. Además de que puedes terminar en pleito con tus seres queridos, los prestamistas muchas veces operan sin regulación legal y puede acarrear incluso problemas de seguridad pública. 
  3. Deudas de juego. Este es un asunto serio, debido a que muchas personas han perdido su patrimonio por este hábito, considerado un problema de salud al tratarse de un trastorno conocido como ludopatía. La clínica especializada Samadhi calcula que en México hay 2 millones de personas que lo padecen.

Por eso es importante entender las dimensiones de las deudas, y no está de más saber lo siguiente:

 

  • Uno de los mayores errores financieros que deben evitarse es adquirir deudas que superen 30% de nuestros ingresos mensuales, pues nadie debe endeudarse por encima del dinero que percibe.
  • Las deudas deben adquirirse en una institución debidamente regulada, y que sea clara en sus lineamientos de pago: intereses, cuotas anuales y demás condiciones.
  • Deben tenerse los comprobantes de pago en un lugar seguro, para futuras aclaraciones.
  • Los pagos deben ser puntuales, para evitar intereses excesivos o cargos por pago tardío.

Con estos tips, en Kondinero esperamos que tu deuda realmente rinda frutos. Estamos dispuestos a ayudarte para tener una mejor calidad de vida, consulta con uno de nuestros asesores.

Fuentes: Excélsior, El Universal, El Universal Venezuela, Condusef.

Nueva llamada a la acción

COMPARTIR

Comentarios