Educación Financiera

Cómo evitar el sobreendeudamiento

Redacción Kondinero

12/01/2022

Contraer deudas por encima de tus ingresos es la situación previa al sobreendeudamiento, aquí te decimos cómo puedes evitarlo.

Puede que los números y las cuentas no sean tu fuerte, pero conviene tomar algunas medidas de precaución básicas para evitar el sobreendeudamiento familiar.

El sobreendeudamiento sucede cuando el saldo disponible del ingreso, restando las necesidades básicas, no alcanza para cumplir con las obligaciones y pagos oportunos de los préstamos, créditos y similares.

El crédito juega un papel muy importante en la economía familiar y en general en las finanzas personales, ésta es una forma mediante la cual se acrecienta el patrimonio, pues no muchas personas cuentan con el efectivo para comprar los enseres de una casa, un auto o una vivienda.

Sin embargo, para que el crédito funcione es vital no sobreendeudarse, ya que podría poner en peligro tu tranquilidad.

Respecto al endeudamiento, existen dos tipos claramente diferenciados: el endeudamiento pasivo o estructural, el cual se genera para cubrir el gasto de las necesidades básicas que el sueldo no alcanza a satisfacer (gastos en salud, educación y alimentación) y el endeudamiento activo que es generado luego de haber cubierto las necesidades de subsistencia. Es decir, se endeuda para mejorar su actual nivel de vida con un mal uso o uso excesivo de los créditos. Esto se relaciona más con el endeudamiento generado por un “mal uso” o “uso excesivo” de los créditos de consumo. 

Es importante analizar cómo es tu estilo de conducta frente a la obtención de bienes y servicios. ¿Eres consumidor moderado o descontrolado?

Además debe considerar las siguientes señales como puntos de atención:

  • Sólo te alcanza para realizar el pago mínimo de tus tarjetas de crédito.
  • Tienes que usar tu tarjeta de crédito para financiar gastos que antes hacías en efectivo.
  • Te quedas sin dinero a mitad de quincena y el resto la financias con tu tarjeta de crédito.

Para diseñar una buena estrategia de reducción de deudas es preciso identificarlas, pero sobre todo, reconocer que existe el problema. Es común que nuestra primera reacción sea evitar la realidad y posponer el asunto, pero es importante enfrentar la situación de una vez.

De acuerdo a Profeco y Condusef los pasos para una economía sana son:

  1. Elaborar un presupuesto
  2. Priorizar tus gastos
  3. Consumir inteligentemente
  4. Comparar precio y calidad
  5. Conocer tu capacidad de endeudamiento
  6. Usar el crédito a tu favor
  7. No te retrasarte en tus pagos
  8. Tener un plan de vida financiero
  9. Decidir a ahorrar
  10. Preparar tu retiro 

Es importante elaborar un presupuesto lo más detallado posible que permita visualizar tanto los ingresos como los gastos para, de esta forma, poder jerarquizar la adquisición de bienes y servicios. Así como ejercer un consumo inteligente, evitando las compras por impulso.

Errores financieros comunes:

  1. Pagar el mínimo en la tarjeta de crédito
  2. Manejar muchas tarjetas de crédito
  3. No hacer frente a tus deudas
  4. No tener dinero disponible para emergencias
  5. No conocer tu historial crediticio
  6. No estar asegurado
  7. No tener claro qué necesitas
  8. Invertir en instituciones no autorizadas
  9. Firmar sin leer los contratos

Uno de los errores más comunes es asumir que la tarjeta de crédito es dinero extra, cuando en realidad se trata de un préstamo que hay que pagar. A esa idea equivocada se suma otra muy común: liquidar sólo el pago mínimo de la tarjeta de crédito.

Hay que conocer las reglas del juego. De poco sirve tener acceso a los servicios financieros si se desconocen las ventajas que pueden obtenerse al usarlos, advierte la Condusef.

Si necesitas un préstamo, en Kondinero estamos siempre dispuestos a asesorarte y darte todas las facilidades para que puedas sacarle provecho a tu crédito.

Fuente: Profeco, Condusef, Consultores LTDA.

Nueva llamada a la acción

COMPARTIR

Comentarios