Educación Financiera

Evita más deudas por gastos de fin de año

Redacción Kondinero

30/05/2022

¿Te persiguen las deudas por gastos de fin de año… de 2016? No lo dejes pasar. A continuación te daremos algunas recomendaciones para administrar de mejor forma tus recursos durante esta época.


Ante la felicidad de contar con dinero extra –como el aguinaldo–, varios pueden caer en la tentación de usarlo a la mínima provocación para gastos por fiestas de fin de año, e incluso contraen deudas que ponen en peligro su estabilidad financiera.


El aguinaldo es una prestación de fin de año obligatoria, de acuerdo con el artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo. Consiste en una compensación con mínimo 15 días de salario y debe entregarse antes del 20 de diciembre.


Otras prestaciones –algunas no obligatorias– que reciben los trabajadores mexicanos son:

Para el sector público


  • Días adicionales al aguinaldo.
  • Días de estímulo personal.
  • Días de prima vacacional.
  • Días de ajuste de calendario.
  • Complemento de prima vacacional.

Para el sector público y privado


  • Bonos de fin de año.
  • Cajas de ahorro.

Evita deudas por gastos de fin de año con las siguientes recomendaciones:


  1. Úsalo para adquirir bienes duraderos. Los muebles, aparatos eléctricos o reparaciones en casa, servicios de salud o educativos aseguran años de satisfacción y mejoran la calidad de vida. Si tienes deudas, usa estos recursos para pagar.
  2. Haz un presupuesto. Identifica tus gastos fijos y variables, así como tus ingresos -incluyendo tu aguinaldo-. Cumple con tus obligaciones y después usa el dinero restante como mejor te convenga. Evita caer en gastos y regalos de fin de año innecesarios o compras impulsivas.
  3. Compara precios y decide. Acude a establecimientos físicos o haz una búsqueda por internet. Inicia tu búsqueda incluso antes de la temporada de ofertas como el Buen Fin, Cyber Monday, etc.
  4. Anticipa la cuesta de enero. Administra tus gastos de fin de año y evítala.
  5. Cuidado con los tarjetazos. Recuerda que una tarjeta de crédito no es dinero extra.   

En ocasiones los ahorros o recursos con los que contamos no son suficientes para solventar nuestros gastos de fin de año. En este caso uno de los instrumentos especializados en apoyar al trabajador mexicano es el crédito de nómina.


Este es asignado según la capacidad de endeudamiento del solicitante. Mediante descuentos automáticos en la cuenta donde es depositado su salario se retira la cuota mensual, quincenal o semanal para evitar comisiones o intereses por pago tardío. Además, los requisitos para adquirirlo son pocos.


El crédito de nómina, una solución a tu medida.

Fuentes: Condusef, Secretaría del Trabajo y Previsión Social, IMSS, ISSSTE, SNTE, Profedet.

Nueva llamada a la acción

COMPARTIR

Comentarios