Educación Financiera

Guía: Consolidación de deuda

Redacción Kondinero

19/05/2022

La consolidación de deuda puede ser una alternativa eficaz para ayudarte a liquidar y simplificar la organización de tus pagos. Si quieres saber más sobre cómo funciona o qué otras alternativas existen para el pago de deudas, sigue leyendo.

La consolidación consiste en juntar la cifra total pendiente de pago de todas tus tarjetas de crédito o departamentales, en una sola deuda, así nada más tienes el compromiso de liquidación con una sola institución financiera:

  • Una única fecha de corte.
  • Un único CAT y tasa de interés.
  • Y si es el caso, un pago de comisión anual.

Para empezar debes listar todos los pagos que haces a tus deudas, cuánto pagas de intereses en cada una, qué otros cargos hay (manejo de cuenta, cargos administrativos, etc.) y el monto que requieres para saldar todas ellas.

Compara los programas y planes que ofrece cada institución. Lo ideal es que elijas la opción que tenga las mejores condiciones, como una menor tasa de interés o sin cargos administrativos o anualidades.

 

¿Pagar deudas con un préstamo?

En principio, no parece una buena idea solicitar un préstamo, para pagar otros. Sin embargo, ten en cuenta que bien dicen que “menos es más”, y entre menos acreedores tengas, mejor será para ti manejar tus recursos y pagar tus obligaciones.

Entre las diversas opciones que existen en el mercado, los préstamos para pagar deudas son un recurso válido si se utilizan de forma inteligente:

  • Pagar la deuda que tengas con varias financieras o créditos mucho más caros, como el de las tarjetas.
  • Tener un mejor control de tus obligaciones, pues sólo deberás recordar una fecha de pago.
  • La mensualidad sea mucho más acorde a tu capacidad de pago y no afecte a tus otros gastos.
  • Son ideales para quienes pagan sus créditos de forma puntual, pero desean pagar menos intereses, anualidades o gastos administrativos.
Guía Consolidación de deuda2

Refinanciamiento o consolidación de deuda

Existen diferentes alternativas para liquidar las deudas, cuando se está teniendo dificultades para hacerle frente a todas. 

Dice la Condusef en su guía: “Es verdad que no hay recetas mágicas, pero tampoco existe un problema tan grave que no tenga salida”.

Algunas alternativas son refinanciamiento, consolidación, quita o reestructuración de deudas. 

Particularmente, entre toda la oferta que existe para eliminar tus deudas en una sola exhibición hay dos que destacan por su eficacia:

  1. Refinanciamiento. Si tienes un crédito vigente con un banco puedes solicitar ampliar el monto de este crédito, o bien pedir uno nuevo que sustituya al que tienes actualmente para cumplir con tus metas financieras.
  2. Consolidación de deudas. Una entidad financiera atrae todas las deudas que tengas en otros bancos y las paga por ti. Tú sólo tendrás que preocuparte por cubrir una cuota mensual para la financiera.

Pero ¿cómo saber cuál te conviene más? Todo depende de tus objetivos. Con el refinanciamiento liquidas la deuda anterior y si te queda un saldo extra puedes usarlo para otros objetivos.

En una consolidación, lo que haces es sustituir muchas deudas, con diferentes tasas de interés, fechas de pago y mensualidades, en una sola, con lo que es mucho más manejable.  

 

Para liquidar tus deudas 

Lo mejor para saldar tus deudas de manera efectiva es tener un plan. Cada situación es diferente, por lo que primero deberás conocer la tuya:

Identifica tus ingresos y todos tus gastos en el mes. Una vez que tengas el registro completo, haz el siguiente ejercicio:

  • Monto total de ingresos - Monto total de gastos = Capacidad de pago.

Si la operación sale negativa, en equilibrio o con un monto muy pequeño, revisa tu lista de gastos y trata de prescindir de algunos de ellos, además busca ideas para tener ingresos extra y poder tener un mayor ahorro al mes.

Recuerda que un mayor pago mensual reducirá tus plazos de aportación y así liquidarás más rápido tu adeudo.

Sobre todo, ten en cuenta que mantener tu historial crediticio en buen estado, te permite continuar accediendo a créditos para alcanzar otras metas financieras.

Calcula el monto que te hace falta para cancelar todas las deudas y evita pedir más dinero del que requieres. Por ahora debes enfocarte en las deudas que ya tienes. 

Para no volver a caer en los mismos errores, siempre ten muy presente que no debes gastar más de lo que ganas, ni adquirir deudas más allá de tu capacidad de pago.

Los beneficios de un crédito se vislumbrarán al usarlos correctamente: si incumples con los pagos te cerrarás las puertas para nuevos préstamos; si lo utilizas con inteligencia y responsabilidad te dará acceso a bienes y servicios difíciles de pagar al contado (como un coche o una casa).

En Kondinero queremos ayudarte a conseguir el balance de tu cartera, por eso te ofrecemos productos a tu medida. Te ayudaremos a disfrutar de tu libertad financiera y a eliminar tus deudas mediante un refinanciamiento o la liquidación a terceros. Consulta con cualquiera de nuestros asesores sobre las opciones que tenemos para ti.

 

Fuentes: BBVA, Condusef, Finanzas Personales, Communitas Aurum

Nueva llamada a la acción

Comentarios