Educación Financiera

Préstamos para enfrentar gastos imprevistos

Redacción Kondinero

11/01/2022

Enfrentar gastos imprevistos, te desajusta financieramente, ya que puede presentarse en el momento menos adecuado para tu bolsillo, ¿estás preparado? Te compartimos soluciones.

 

Por más precavido que seas, no estás exento de sufrir un accidente, enfermarte o perder tu trabajo. Datos del INEGI indican que en nuestro país existen poco más de 27 millones de hogares compuestos por 4 integrantes en promedio, de los cuales únicamente 1.8 personas son económicamente activos, esto es, que contribuyen con el sustento del hogar. 

Esto significa que si un integrante activo muere o enferma intempestivamente, el ingreso promedio del hogar puede verse afectado hasta en un 56%, lo que sin duda traerá muchos problemas para cubrir los gastos y las deudas adquiridas.

Los contratiempos o imprevistos financieros generalmente no se contemplan en el presupuesto, por lo que pueden generar deudas o compromisos financieros posteriores. Las causas más frecuentes de estos gastos son: accidentes y enfermedades, daños o averías de bienes como el auto, electrodomésticos o los relacionados con el hogar, y la pérdida de los ingresos.

La mayoría de los mexicanos no cuenta con seguros médicos debido a que una proporción de la población tiene acceso al sistema de seguridad social público (IMSS, ISSSTE, o estatales), pero no se toma en cuenta que hay gastos extras además de la hospitalización.

Para encarar lo inesperado, puedes protegerte con la creación de un fondo para emergencias, éste consiste en el establecimiento de una meta de ahorro ante la ocurrencia de imprevistos.

Aunque no existe un consenso general sobre la cantidad que debe conformar tu fondo, la recomendación de los expertos es que cubras de tres a seis meses de tus gastos. Pero la cantidad final la defines tu, y de lo que necesitas de acuerdo a tu situación  familiar, la idea es que sea lo suficiente para hacerte sentir tranquilo de que si se presentara un imprevisto podrías cubrir los gastos que éste implique y también tus gastos cotidianos.

Considera una línea de crédito, ya que tengas ahorros, podrás sentirte con la confianza de solicitar o aceptar cualquier crédito que te ofrezcan. Ya que tendrás el respaldo de tu ahorro para enfrentar cualquier imprevisto.

Si tienes un imprevisto ya con un ahorro, te será más fácil solicitar un crédito para completar y pagar la eventualidad, y no tener que sobreendeudarte y comprometer tus ingresos totales.

Cuando se te presente una emergencia, procura reponer lo que gastes tan pronto te sea posible. Aprende a distinguir entre qué es una emergencia y qué no lo es. Si usas el fondo como tu caja chica cada vez que no alcances a terminar la quincena, jamás lograrás llegar a tu meta.

En Kondinero podemos asesorarte para que puedas salir de cualquier imprevisto, tan fácil, seguro y rápido como lo es un préstamo de nómina. 

Nueva llamada a la acción

Fuente: Condusef, Profeco.

 

COMPARTIR

Comentarios