Educación Financiera

Tips para pedir un aumento

Redacción Kondinero

09/08/2022

Si queremos que algo suceda debemos actuar. Si consideras que tu trabajo debe ser reconocido, es momento de negociar.

Independientemente del giro en el que te encuentres, es importante que sepas que siempre puedes crecer. Si decides pedir un aumento de sueldo en la empresa para la que trabajas, te invitamos a que consideres los siguientes puntos.   

Cuándo sí:

Básate en tus resultados. Uno de los principales errores que se cometen al pedir un aumento es no presentar los resultados cuantitativos que justifiquen esa acción. También es válido si cumples con más responsabilidades de las que te corresponden por tu actual sueldo y cargo. Que seas rentable para ellos.

Presenta de forma clara tu propuesta. Pedir un aumento es como vender un proyecto. Ten un plan de acción y no te desvíes de él, puedes ayudarte al tener los datos por escrito.

La cantidad no puede ser exhorbitada, corres el riesgo de que no te la den y te despidan; y tampoco puede ser mínima, porque pasará mucho tiempo antes de que vuelvas a pedir otro. Indaga en cuánto están los tabuladores salariales según tu profesión.

También puedes empezar preguntándole a tu superior qué opina de tu trabajo y si está satisfecho y te dice que sí, puedes solicitarlo.

Cuándo no:

No lo hagas si un proyecto no ha salido bien, en los tiempos establecidos, o por si algún error tuyo ha salido mal. Espera a recuperar la confianza de tus jefes con trabajo duro.

Considera si la empresa está en situación de hacerte ese aumento. No tiene ninguna lógica pedirlo si la empresa se encuentra en un proceso de reducción de plantilla, o si se trata de una pequeña empresa que está despegando.

En muchas ocasiones las compañías usan la crisis como excusa, pero si eres rentable les interesará conservarte.

Considera el estado de ánimo de tu jefe. No realices la petición bajo momentos de presión; planéalo para que ambas partes estén en la misma línea. Respeta la jerarquía laboral y no inicies buscando al responsable de nóminas o director general.

No metas otras empresas de por medio, y más si no hay una oferta real. Si te decides a negociar desde esta posición, asegúrate de que realmente te van a contratar, pues si no te suben el sueldo lo siguiente será que te despidan por tal osadía.

¿Qué pasa si te dicen que no?

Si recibes una respuesta negativa, es importante preguntar las razones, y revisa que sean válidas. En este caso sugiere otro tipo de beneficios que te gustaría obtener o establece una fecha para consultar de nuevo la solicitud.

Si no se otorga el aumento por un tema de desempeño, asegúrate de que queden claras tus áreas de oportunidad, para que así optimices y mejores tu calidad.

Otra opción es buscar nuevos horizontes laborales, donde realmente valoren lo que haces.

Recuerda: antes de ingresar a un nuevo trabajo consulta con el área de recursos humanos sobre los planes de carrera en la organización, así como su esquema de compensaciones. De esta forma, desde un principio tendrás claro cómo llegar a tus metas.

En Kondinero creemos que tú, que trabajas arduamente, debes ser compensado moral y económicamente. Te apoyaremos cuando más lo necesites. Acércate con uno de nuestros asesores para obtener mayor información.

Fuentes: Forbes, Adecco, El Confidencial

Nueva llamada a la acción

COMPARTIR

Comentarios