Jubilados y Pensionados

Llega al día de tu retiro preparado y sin preocupaciones

Redacción Kondinero

04/08/2021

Inevitablemente llegará el día de tu retiro, pero está en tus manos estar preparado para que disfrutes de la mejor manera esta nueva etapa de tu vida.


Lo más importante es que sepas que no todos los mexicanos gozaremos de las mismas condiciones en nuestro retiro. Una persona que inició su carrera profesional después de 1997 requerirá de más planeación financiera para disfrutarla sin preocupaciones.


En 2016 había 9.6 millones de mexicanos de más de 65 años. Lamentablemente, sólo tres de cada diez adultos de este grupo tuvieron ingresos por pensión o jubilación, según datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Por eso, es muy importante conocer a tiempo cuáles son las opciones de retiro y planear cómo enfrentarás este periodo.


Actualmente hay más de 1,000 sistemas de pensiones en México, según el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP). El Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) es el más grande de todos. A éste corresponden el Instituto de Seguro Social (IMSS) ––donde cotizan los empleados del sector privado–– y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).



La diferencia entre la Ley del Seguro Social 1973 y 1997 del IMSS


Para los trabajadores que cotizan en el IMSS hay un antes y un después entre la Ley del Seguro Social de 1973 y la reforma de 1997.


Quienes empezaron a cotizar antes del 1 de julio de 1997 tienen derecho a jubilarse bajo el esquema de 1973. Eso significa que el financiamiento de sus pensiones proviene de los trabajadores en activo y tendrán de por vida un ingreso fijo.   


Debido a factores como el aumento de la esperanza de vida y la disminución en la tasa de natalidad, el gobierno hizo una reforma a la Ley del Seguro Social en 1997, que dio origen al esquema de pensiones que nos rige actualmente.


Éste consiste en que los trabajadores que cotizan desde el 1 de julio de 1997 deben acumular recursos para su retiro a lo largo de su vida laboral. Estos se depositan en cuentas individuales administradas por las afores. Las afores invierten estos montos en una Sociedad de Inversión Especializada en Fondos para el Retiro (Siefore). Así, los empleados obtendrán más recursos cuando llegue el día de jubilarse.


Si deseas conocer o iniciar tu trámite de pensión por cualquiera de las dos modalidades, necesitarás lo siguiente:


Requisitos en común

Requisitos en el
Régimen de 1973

Requisitos en el
régimen de 1997

  • 60 años cumplidos al solicitar la pensión de Cesantía en edad avanzada
  • 65 años para la Pensión de vejez
  • Estar inscrito al amparo de la Ley del Seguro Social vigente hasta el 30 de junio de 1997
  • Tener 1,250 semanas de cotización
  • 60 años cumplidos, aunque no tengas las semanas cotizadas
  • Elegir entre retirar el saldo de tu cuenta individual o seguir cotizando hasta tener las 1,250 semanas
  • Causar baja en el Régimen Obligatorio de la Ley del Seguro Social
  • Estar vigente en tus derechos ante el Instituto o dentro del periodo de conservación de derechos que prevé la Ley del Seguro Social
  • No tener un trabajo remunerado
  • Tener registradas ante el instituto un mínimo de 500 semanas de cotización

Para el régimen de 1973, el IMSS calculará la pensión a partir del salario promedio de los últimos cinco años. Si el trabajador lo desea puede jubilarse con la ley de 1997.


Si eres de los que estás bajo el régimen de 1997 puedes obtener un cálculo aproximado de cuánto será su pensión en la siguiente calculadora del IMSS:


http://www.consar.gob.mx/gobmx/Aplicativo/calculadora/imss/CalculadoraIMSS.aspx


Si el resultado no es el que esperas es importante que hagas aportaciones voluntarias para tener una pensión más alta.


Hay varias formas de hacer depósitos a tu afore como transferencias bancarias, depósitos en ventanillas bancarias, tiendas de conveniencia como 7-Eleven, etc.


Si ya recibes tu pensión, recuerda que la jubilación sólo es el principio de una nueva vida en la que puedes emprender un negocio, unirte a la academia o aprender una nueva disciplina. Si necesitas más recursos para materializar estos sueños, Kondinero te respalda para que logres tus metas financieras con un crédito inteligente. Consulta con cualquiera de nuestros asesores las opciones que tenemos para ti.


Fuentes: Consar, IMSS, CIEP, Condusef

Nueva llamada a la acción

COMPARTIR

Comentarios