Jubilados y Pensionados

5 Ejercicios para mejorar la agilidad mental

Redacción Kondinero

20/10/2021

Las neuronas tienen un mejor funcionamiento entre más conexiones generen, lo que se refleja en una mayor capacidad de memoria, de análisis y ejecución de las actividades diarias, de ahí la importancia de trabajar la agilidad mental

Para lograr aumentar dichas conexiones neuronales, hay que brindar al cerebro más conocimientos y más estímulos.

Por estímulos se puede entender encontrar la solución a un nuevo problema, ejecutar actividades diferentes a las habituales, o bien, aumentar la velocidad de resolución ante alguna situación o acción.

Para trabajar tu agilidad mental, fortalecerla y mejorarla te brindamos los siguientes 5 ejercicios que puedes empezar a practicar en tu vida de jubilado.

1. Leer, cuestionarte y medir tu tiempo

La lectura ayuda a activar la mente pero, puedes llevar este hábito más allá haciendo ejercicios de comprensión de lectura e incrementando tu velocidad.

Algunas colecciones de libros incluyen actividades de comprensión de lectura con preguntas y ejercicios al final, lo que ejercita tu capacidad de retención y análisis mientras lees.

Medir tus tiempos de lectura puede ser otra alternativa para trabajar tu mente, esto con el fin de leer más rápido pero sin perder de vista el comprender bien el contenido.

5 Ejercicios para mejorar la agilidad mental-1

2. Ambidiestro

Descubrir si eres diestro o zurdo es un camino de aprendizaje que te permite desarrollar y descubrir tus habilidades motrices, sin embargo, tu cuerpo es capaz de adiestrar ambas manos para contar con la misma habilidad en las dos.

Un buen reto para tu cerebro será escribir, dibujar, botar una pelota, lanzar cosas, con las dos manos, lo importante es ser constante y no dejar de entrenar a tu mano menos hábil para no perder el avance que vayas logrando.

3. Juegos mentales

Algunas revistas o libros de crucigramas, sopas de letra, laberintos, sudoku y aquellos que en la portada mencionan “juegos mentales” o “juegos de agilidad mental”, son ejercicios que estimulan la mente ante nuevos desafíos que resolver.

Ser consumidor habitual de estos materiales mantendrá ejercitada tu mente día a día y puede ser una rutina saludable para generar más conexiones neuronales.

4. Meditar para concentrarte mejor

La meditación implica ordenar tus pensamientos, ya que es un ejercicio de concentración intensa para lograr que tu cuerpo se relaje y se enfoque en una sola cosa.

Lograr encontrar un estado de meditación óptimo ayuda no sólo a disminuir el estrés, estimula a tu cerebro a estar en el aquí y ahora lo que hace más eficiente tu capacidad mental.

Puedes asistir a clases, descargar aplicaciones o adquirir guías en libros o revistas que te guíen y así encontrar ejercicios de meditación ideales para ti.

5. Escuchar música en otros idiomas

Escuchar música de por sí es una forma de poner a tu mente en acción y estimular tus sentidos, prueba ampliar el potencial de escucha al percibir nuevos idiomas.

No importa que no sepas la traducción, el enfrentar tu oído a nuevas palabras es una forma de que tu cerebro esté alerta para captar los sonidos y armar las palabras.

Ejercitar tu mente desde temprana edad es una forma de prevenir enfermedades y prolongar el deterioro neuronal que sin duda con el paso del tiempo sucederá.

Invierte en clases, compra nuevos libros, juegos, socializa, viaja, enfrenta a tu cerebro a nuevas actividades y conocimientos para tener la mente lo más despierta, atenta y capaz.

Nueva llamada a la acción

COMPARTIR

Comentarios