Jubilados y Pensionados

Claves para la estabilidad financiera de jubilados y pensionados

Redacción Kondinero

12/01/2022

Establecer hábitos saludables te preparará para tener una estabilidad financiera al momento y después de tu jubilación.

 

El bienestar financiero es fundamental para la planificación de la jubilación. Es importante hacer un compromiso con tus finanzas, revisarlas y establecer hábitos saludables desde temprano, eso te preparará mejor para la vida después de la jubilación.

La clave para alcanzar el bienestar financiero después de la jubilación, es tomar las decisiones correctas desde el principio.Y para eso debes tener en cuenta, qué mensualidad deseas recibir, con qué cantidad de dinero cuentas ahorita, cuánto tiempo te queda como trabajador activo, son algunas de las preguntas básicas a la hora de proyectar.

Aquí te compartimos algunas claves para lograr esa estabilidad financiera en tu jubilación:

Determina cuánto necesitarás. Para crear un plan de jubilación sólido, es importante entender tu situación financiera actual y determinar cuánto necesitarás para la jubilación. Conoce tus ingresos y gastos y el valor de tus ahorros. Luego, determina tus metas, tanto para corto como largo plazo. Tal vez, quieres ahorrar para viajar o para la educación de tus hijos.

¿Cuando empezar a ahorrar? Cuánto antes se empiece mejor, ya que el esfuerzo va subiendo cuanto más se retrase el inicio de la preparación de la jubilación. A partir de los 30 o 35 años es una edad adecuada para comenzar. 

Cuánto dinero necesitas. Los expertos calculan que se necesita el 80% de los ingresos netos actuales para mantener el nivel de vida. Para realizar un cálculo individual, se debe tener en cuenta cuáles van a ser tus necesidades: gastos de casa, coche, (luz, teléfono, impuestos, seguros), ocio (viajes, transporte), gastos personales (ropa, comida), gastos médicos y gastos familiares (ayuda a la familia).

Inclúyete en los gastos fijos mensuales. Igual que debes pagar la factura de la luz o el teléfono cada mes, reserva una parte del salario para ti mismo. Estudia qué cantidad de dinero se adapta a tus necesidades y elige un día del mes para realizar esa aportación. Puedes hacerlo en una cuenta de ahorro.

Compara, compara y compara. Comparar los precios de los productos que compras de manera habitual puede ahorrarte una cantidad significativa de dinero. Opta por promociones, rebajas y ofertas en grandes supermercados. Además, evita comprar de más en, por ejemplo, alimentación. Así evitas que se caduquen los alimentos y que tengas que tirarlos.

No a la frase ‘por algo estoy trabajando’. En demasiadas ocasiones, y bajo esta excusa, compramos por impulso y cosas que no necesitamos. El consumismo impulsivo es el peor enemigo del ahorro y puede alterar tu presupuesto.

Para mantener un bienestar financiero después de la jubilación, hay que mantener un buen equilibrio y conocer las diferentes opciones disponibles para el ahorro e ingresos.

En Kondinero ofrecemos préstamos para jubilados y pensionados, con la finalidad de que puedan tener una buena calidad de vida después del retiro, siempre con la asesoría de un experto financiero. 

Nueva llamada a la acción

Fuente: Finanzas para todos, El Economista.

 

COMPARTIR

Comentarios