Calidad de vida

¿Cómo saber si soy adicto a las compras?

Redacción Kondinero

19/07/2021

Quizá bromeas con que ya eres un adicto a las compras sólo porque te hiciste de un par de zapatos que no necesitabas. Aunque no está mal que te des un gustito de vez en cuando, sigue estos consejos para evitar que esto se salga de control.


Si eres de los que argumenta “algo me ordenó que pasara la tarjeta” muy seguido, quizá es momento de que reflexiones acerca de tus hábitos de consumo, y más si estos te han llevado a estar en ceros. ¿Cómo saber si soy adicto a las compras? Averígualo a continuación.


Revisa si tus hábitos de compra han disparado alguna de estas conductas:

  1. Sobregiras tus tarjetas de crédito
  2. Usas el gasto familiar para cumplir tus caprichos
  3. Mientes acerca de tus compras sin control
  4. Pides prestado en todos lados
  5. Compras a meses sin intereses, sin pensar en cómo pagarás esa cantidad.
  6. Recurres al empeño con mucha frecuencia
  7. Tienes problemas de pareja, familiares, con amistades e incluso laborales por este problema
  8. Sientes culpa porque te das cuenta de que lo que compraste no era necesario o te dejó en ceros. Como cualquier adicto
  9. Tienes en casa mucho de lo mismo, aunque no lo necesites

Detrás de un comprador compulsivo existe una persona insegura, desmotivada e indecisa con dificultades para relacionarse con otros. “Buscan cubrir la falta de cariño, atención, reconocimiento y autovaloración comprando artículos que no necesitan”, afirma Sandra Pérez de la Vega, psicoterapeuta y coach.


Detente a tiempo

Las consecuencias de las compras compulsivas son muy similares a las de cualquier adicción. Sé sincero contigo mismo y sigue las siguientes recomendaciones:  

  • Elabora un presupuesto. De esta forma limitarás cuánto tienes disponible para hacer compras superfluas y así cumplir con tus obligaciones (renta, deudas, colegiaturas, etc)
  • Antes de pasar a la caja a pagar, pregúntate si vale la pena
  • No permanezcas en el supermercado o centro comercial por más de media hora, y menos si no tienes nada que hacer ahí  
  • No compres las cosas en el momento, prográmalas para el día siguiente. Las buenas decisiones siempre se meditan, y más si es algo que no estaba planeado  
  • Identifica cuáles son las tiendas en las que más gastas dinero y aléjate de ellas
  • Piensa en todas las consecuencias de tus compras compulsivas: perder tu casa, a tu familia, etc.
  • Haz una lista. No salgas de casa sin haber hecho una comparación de precios con anterioridad para que detectes las verdaderas ofertas.
  • Deja las tarjetas de crédito en casa y sólo lleva el dinero necesario
  • No compres cuando estés triste. Este comportamiento es similar a cuando la gente bebe para sentirse mejor. Mejor distrae tu mente con actividad física o reúnete con personas positivas para tu vida.
  • Sal acompañado a hacer las compras. Recuerda que no estás solo, y quienes verdaderamente te aprecien te ayudarán a superar este problema
  • Rechaza las líneas de crédito o tarjetas de tiendas departamentales
  • Aléjate de las compras online
  •  Sé sincero contigo mismo acerca de tus hábitos de consumo y pide ayuda si han puesto en números rojos tu vida

Recuerda que las deudas no son malas, siempre y cuando te ayuden a crecer personal y financieramente.

Las deudas que valen la pena son las que se usan, por ejemplo, para poner negocio o estudiar alguna especialidad que te permita tener mejores ingresos, etc. La decisión es tuya.


En Kondinero te apoyamos para que tus deudas valgan la pena. Si buscas un crédito para poner un negocio, hacerlo crecer o bien, eliminar esas deudas que te ahogan, contacta a cualquiera de nuestros asesores que con gusto te ayudarán.

Nueva llamada a la acción

Fuentes: Expansión, Finanzas Personales, Web Consultas

COMPARTIR

Comentarios