Calidad de vida

Cosas a las que debes aprender a decir NO

Redacción Kondinero

17/01/2022

En nuestra sociedad negar algo en muchas ocasiones es todo un reto, sin embargo, un “no” a tiempo puede salvarnos.

Expertos consideran que no saber decir “no” es síntoma de baja autoestima, por lo que establecer prioridades personales, familiares, laborales y de pareja permitirán decir “no” a cosas que realmente no valen la pena.

Por eso, te compartimos algunas ideas sobre las cosas a las que debes aprender a decir “no”, con el propósito de que puedas cumplir cabalmente con tus deseos, responsabilidades y objetivos, además de mantener tu bienestar.

1- El ámbito laboral o de negocios requiere cierta flexibilidad, sin embargo, el abuso de esta flexibilidad se convierte en complacencia. Es importante definir horarios, plazos y procesos a seguir.

En este sentido, si un jefe o cliente te pide hacer algo que estropee con estos principios, una forma de decir “no” puede ser responderle que harás lo que te diga, pero enumera la serie de problemáticas que generaría su petición y el retraso en el resto de los procesos que tengas pendiente, buscando despersonalizar la situación, involucrar departamentos o terceros, y siempre mostrando profesionalismo.

2- Decirle “no” a la familia y a los amigos es usualmente difícil porque sencillamente nos sentimos obligados o comprometidos a aceptar lo que sea con tal de preservar y mantener nuestras relaciones. Es bueno ayudar cuando se puede, sin embargo, esto no debe pasar por encima de tu tiempo, prioridades y sueños.

3- Puedes establecer una política para no aceptar por ejemplo ventas telefónicas, o declinar invitaciones para eventos extraordinarios si tu prioridad es tu familia. El interlocutor no se sentirá tan agraviado, y entenderá que tienes prioridades.

4- Al llegar nuevos proyectos a tu vida, si realmente no son de tu interés o estás saturado con tus actividades, lo mejor es declinar, responder que por el momento estás ocupado, pero que puedes canalizarle con alguien de tu confianza y que ofrezca un trabajo con la misma calidad con la que tú lo harías.

Proporcionar alternativas permitirá que se mantenga la confianza en ti, y que en futuras ocasiones seas considerado para proyectos que realmente te satisfagan.

5- No temas decir un llano “no”, pues muchas veces las explicaciones sólo confunden y hacen aún más engorrosa la situación. Mientras seas enfático, franco y respetuoso con la otra parte en tu respuesta, no debería haber ninguna razón por la cual habría algún problema.

En Kondinero te invitamos a establecer prioridades para que tu desempeño profesional, personal y social fluyan sin interferencias.

Fuentes: Desarrollo Personal, Escuela para Ricos, lifehack.com, Matador, Forbes.

Nueva llamada a la acción

COMPARTIR

Comentarios